Publicado el : 26 mayo 20224 tiempo de lectura mínimo
Para variar un poco, ¿por qué no elegir una alfombra redonda? De hecho, se trata de una gama muy variada que se distingue de lo habitual por su forma específica. Las alfombras redondas son perfectas para todos los estilos de decoración. Más llamativos y atractivos, alegran la estancia aportando un toque de originalidad.

La alfombra redonda: moderna, suave y acogedora

La alfombra redonda aporta convivencia y suavidad a su habitación. En el salón, destacará la mesa de centro redonda. En cambio, si prefiere los muebles rectos, la alfombra redonda hará que el conjunto sea más acogedor. Va muy bien con las habitaciones pequeñas. En el comedor, son perfectas bajo una mesa redonda. Para poder mover las sillas con facilidad, recuerda ajustar las dimensiones y dejar que se extienda al menos 50 cm alrededor de la mesa. También es más original y raro. Destacará inmediatamente. Al ser cálido y suave, evoca inmediatamente la infancia. Por lo tanto, también es una opción natural para las habitaciones de niños y bebés. También es adecuado para los baños. Para una habitación de adultos, lo ideal es una alfombra gruesa, y para las habitaciones de los niños se prefieren las alfombras multicolores. Estos últimos son muy alegres y van bien con los muebles y juguetes de la habitación. Dan la impresión de ampliar el espacio. Por ello, se recomienda instalar uno cuando se vive en espacios pequeños, como los estudios. Sin embargo, es aconsejable no multiplicarlos en una habitación o en la misma vivienda. También hay que evitar las alfombras redondas en un espacio largo o bajo una mesa cuadrada para evitar el efecto de encogimiento.

La alfombra redonda: por qué y para qué habitación

Las alfombras redondas son una excelente alternativa a las alfombras cuadradas o rectangulares. Añade un pequeño toque individual a la habitación rompiendo la monotonía. Es muy práctico y estético y crea un ambiente cómodo y relajante. Su forma permite imponer un estilo que aporta suavidad al hogar y contrasta con los ángulos. Las alfombras redondas atraen automáticamente la mirada. Este tipo de alfombra suele inspirar bienestar y una cierta forma de discreción e intimidad.

La alfombra redonda encontrará fácilmente su lugar en su vida diaria, ya sea en casa o en la oficina. Es ideal para un dormitorio, un comedor o un salón. Le da a su pequeña habitación un toque especial. También actúa como elemento central en una habitación espaciosa. Encontrará varios modelos de diversos tamaños, recomendados para integrar la decoración de cualquier habitación. Se presenta en diferentes materiales sintéticos o naturales, todos ellos originales entre sí, para permitirle una amplia elección de la alfombra moderna correspondiente a su personalidad.

La alfombra redonda: algunos consejos de decoración

Para tener éxito en la decoración, la elección del color es muy importante. Para mayor originalidad, puede jugar con los cambios de tonalidad. En cuanto al estilo, elija uno fino con mechas cortas para un ambiente clásico. Si le gusta más la relajación y la comodidad de los pies descalzos, le conviene más el modelo de hebras largas. Una alfombra redonda con dibujos no necesita vestirse. Puede colocarlo en el salón con dos sillas de color sólido a cada lado. Si prefiere una alfombra lisa, considere la posibilidad de colocar algo encima para que destaque: por ejemplo, una mesa de comedor y sillas alrededor.